Make your own free website on Tripod.com
         

Arquitectura y Diseño Gráfico.
   
 
Si querés colaborar con el taller, envianos imagenes de tus trabajos de diseño o una monografía que te parezca interesante para compartir, a nuestro e-mail...
Nuestro sitio   World Trade Center en New York (Estados Unidos).

Ya Le Corbusier apuntó la sensación inconfundible que suscita la arquitectura, "fuera de toda escala humana", de la gran manzana. La mezcla de gigantescas edificaciones de diversas tipologías con distintos estilos arquitectónicos -desde el art déco hasta lo más vanguardista en cuanto a arquitectura contemporánea se refiere- conforma el paisaje único e irrepetible de la isla de Manhattan en Nueva York. Unos más simbólicos que otros, cada edificio de Manhattan representa la unidad y al mismo tiempo el todo de un conjunto sin equa non.

Los rascacielos de Manhattan son respuesta al deseo de sus habitantes de volver productiva y habitable una pequeña isla ubicada junto al Atlántico con desembocadura al río Hudson. Sin embargo, dicho deseo nunca hubiera sido posible sin el talento del ingeniero de origen sueco David Lindquist. Hacia 1950, toda vez que Lindquist había adquirido la nacionalidad norteamericana, creó un elevador que se accionaba con vapor para la compañía Elisha Otis. El primer edificio en utilizar tan vanguardista sistema fue el perteneciente a una fábrica de vidrio y porcelana: el Haughwout Building. Ubicado en Broadway, el edificio Haughwout permitía a sus visitantes y ocupantes ascender cuatro pisos por minuto, ello ocasionó que la plusvalía de sus pisos superiores se elevara de manera insospechada. El ejemplo del Haughwout fue prontamente instaurado en un sinnúmero de edificaciones en Nueva York y estimuló a los desarrolladores a construir rascacielos, de allí que Lindquist sea reconocido como el padre del Skyline de Nueva York. Pero también fue ésta la circunstancia que modificó definitivamente el paisaje urbano de las ciudades del siglo XX, pues, frente a las rotundas moles de oficinas del pasado, las nuevas torres gigantescas fracturaron sus volúmenes y desdibujaron sus fachadas para albergar, en todo el mundo, una colección heteróclita de usos comerciales, administrativos y residenciales.

Desde entonces, tanto ingenieros como arquitectos y dueños de edificios, encontraron en el rascacielos una posibilidad infinita. Hoy día parece ser desenfrenada la carrera que se viene desarrollando con el objetivo de construir el edificio que ostente el título del más alto del mundo, haciendo que en diferentes ciudades se levanten enormes masas que parecen, auténticamente, rozar el cielo. Por lo regular, los edificios que se construyen tienen sus miras más atentas a la rentabilidad inmobiliaria que a la sensibilidad arquitectónica.

El 11 de septiembre del 2001 vivió un quiebre el periodo de excepcional prosperidad y crecimiento experimentado por los Estados Unidos, especialmente en la isla de Manhattan, que le había otorgado nueva vida a un tipo arquitectónico casi diagnosticado obsoleto -el rascacielos-. La violenta agresión terrorista del 911 (casualidad o causalidad el ataque ocurrió el mes 9 y el día 11 conformando el número del teléfono de emergencia en los Estados Unidos de Norteamérica) que literalmente estrelló dos aviones secuestrados sobre las Torres Gemelas que conformaban el World Trade Center en Nueva York, entre otros edificios embestidos (también fue agredido el edificio de la sede del Pentágono en Washington), modificará la típica postal del paisaje urbano de Manhattan y también la visión que muchos ciudadanos del mundo teníamos de la libertad, de la seguridad y de las garantías de la población civil, pues la devastación no sólo fue estructural, sino también emocional. Aspecto, este último, que involucra una infinidad de puntos que aquí prefiero no tocar.

Centrándome en la cuestión arquitectónica, creo que un poco de historia sobre las Torres Gemelas nos ayudará a recuperarlas (al menos en la imaginación). Ubicadas en el Bajo Manhattan, en Church Street entre Vesey y Liberty, las Torres Gemelas ostentaron el primer lugar de altura a principios de los 701s, destronando al Empire State. Los 381 metros de este último, fueron desbancados por los 110 pisos y 417 metros de la primera torre construida en 1972, y por los 415.5 metros de la segunda, edificada un año después. Las Twin Towers fueron también de los primeros edificios en introducir un cambio en el sistema de ascensión: en los pisos 41 y 72 se llegaba a una especie de terminales a través de los elevadores expreso, para luego, desde allí tomar elevadores locales que conducían a determinadas partes de las torres. Los elevadores expreso permiten recorrer la altura total de los rascacielos más rápidamente y con menos paradas y, al igual que el sistema de Lindquist en su momento, este nuevo modo de circulación vertical veloz estimuló a los arquitectos y dueños de edificios a construir rascacielos.

En el piso 107 del One World Trade Center se podía cenar, mientras que en el Two World Trade Center el mismo piso se destinaba a un mirador con vista vertiginosa hacia la ciudad. Por cierto, el 7 de agosto de 1974, el equilibrista francés Philippe Petit cruzó desde el punto más alto de una torre a la otra deslizándose por un cable de acero.

Aunque en realidad, el World Trade Center no está únicamente compuesto por las Torres Gemelas, éstas se destacaban dentro del complejo de varios edificios. Recuerdo que abajo, entre ambas torres, había una enorme plaza seca donde se armaban buenos recitales al mediodía. Los domingos, cuando el tiempo lo permitía, también había festines para todo público.

Las Torres Gemelas eran un par de estructuras de forma muy elemental, hasta minimalista, reconocibles desde cualquier punto de Nueva York, obras del arquitecto japonés Minoru Yamasaki, posiblemente rindiendo homenaje a la visionaria torre de una milla de Frank Lloyd Wright. Separadas se les podía ver como una simple caja de vidrio, pero juntas creaban una composición de enorme dinamismo. El largo de cada uno de los lados de las torres tenía un total de 63.5 m. Las fachadas constituían la estructura principal de las torres, éstas estaban reforzadas por la del núcleo central. Sesenta pilares de acero, separados uno de otro un metro, recorrían cada una de las fachadas de las torres de arriba a abajo. Una malla de 48 pilares, también de acero y colocados a una distancia unos de otros de 5 metros, conformaban el núcleo central de cada torre.

Para comprender cómo se dio fin a la estructura de las torres, es ilustrativo comentar lo que ocurrió con la segunda de ellas. El impacto del avión que se estrelló sobre esta torre rompió la estructura de la fachada por la que penetró, y seguramente parte del núcleo central. La explosión afectó a la estructura de la fachada opuesta y el fuego y las altas temperaturas acabaron con la resistencia de la estructura que permaneció en pie. La parte dañada de la estructura no pudo soportar el peso de las plantas superiores, y la estructura se colapsó a manera de pliegues.

Después de la tragedia, pronto se habló de si se reconstruirán o no estas torres, eso será cosa del futuro, por lo pronto, el paisaje de Manhattan se verá modificado y serán las nuevas construcciones que se ubicaran en Times Square y la Calle 42 en Manhattan los proyectos inmediatos para la gran manzana: el proyecto diseñado por Arquitectonica para el hotel Westin; los rascacielos para la editorial Condé Nast y para la agencia de noticias Reuters, proyectos de Fox & Fowle; y la nueva sede del periódico The New York Times, diseñada por Renzo Piano y Fox & Fowle que sustituirán al edificio proyectado por Raymond Hood para el Chicago Tribune en 1905. Sin embargo, frente a las Torres Gemelas, estos rascacielos resultan modestos, pues su altura (200 metros) es de menos de la mitad de la que ostentaban aquéllas.

  Enlaces
       
Inicio     Arch2
       
Foros     Arquitectuba
       
Agenda     BuscaArq
       
Sala de Chat     Construaprende
       
Webcams     LinksArquitectura
       
Imágenes     SoloArquitectura
       
Firmas     TodoArquitectura
       
Créditos     WapArquitectura
       
Correo- Registrate!      
     
Usuario    
   
     
Password    
   
     
   
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
---------------webmaster@taller125.zzn.com