Make your own free website on Tripod.com
         

Arquitectura y Diseño Gráfico.
   
 
Si querés colaborar con el taller, envianos imagenes de tus trabajos de diseño o una monografía que te parezca interesante para compartir, a nuestro e-mail...
Nuestro sitio   Porqué innovar olvidandose del pasado?

Vista de la Plaza de Mayo una lluviosa tarde de sábado.
A diferencia de otras capitales lationoamericanas, Buenos Aires no ha conservado en el centro, casi ningun edificio colonial. Una excepción sería el Cabildo, que ni siquiera lo vemos hoy como fue en sus comienzos. Fue en el último reciclaje que le dieron su estilo colonial y le agregaron una cúpula hecha con hormigón armado, nada que ver con los ladrillos con los que fue hecho.
Hay una convencion en el mantenimiento de edificios históricos que habla de hacer visibles las modificaciones que se le hacen a un edificio historico, y no disimularlas como si el edificio siempre huebiese sido así. Esta convención se rompió en el Cabildo, muy pocos saben que esa cúpula es "nueva". Lo mismo se le criticó a las torres de la catedral de La Plata hechas hace unos pocos años.
En la época colonial, al Sur de la Plaza de Mayo se ubicaba las residencias de las familias adineradas y al Norte, con la llegada de la calle Sarmiento al río, el primer muelle de Buenos Aires. Este lado norte de la plaza era conocido como el barrio recio, calles en torno al muelle, con galpones/oficinas de los navegantes ingleses, que eran el lugar de encuentro de los matones por las noches. En este barrio, aquellos ingleses abrieron el primer banco. Y con el tiempo llegarían otros: el banco de Buenos aires, el de Boston y uno de Brasil que convirtieron esta zona en el centro económico de la ciudad.
Los edificios bancarios llegaron hasta el límite del barrio sobre el lado norte la Plaza de Mayo. Esto fue haciendo desparecer todos las construcciones coloniales que rodeaban la plaza reemplazadolos por bancos. El más destacado fue el el Banco Nación, que compró toda una manzana al lado de la Casa de Gobierno para levantar allí su sede central en un edificio Art Decó. Era tan importante la economía nacional para el poder ejecutivo que no es casual el símbolo por el que desde el balcón de la Casa Rosada se vea a pleno la puerta del Nación, o que antes en lugar del banco, allí haya funcionado la Bolsa de Comercio.
Para el 1900 y tanto, los edificios bancarios ya no entraban en el lado norte de la plaza en el que también estaba la Catedral. Y empezaron a ocupar el lado sur, como el edificio de Banco Hipotecario que hoy es de la AFIP.
Todos los edificios sobre la plaza la "miraban", giraban entorno a ella. Y los del barrio norte (ahora "la city porteña") mantenían esa tradición de calles angostas y edificios de no más de seis pisos. Refleja esta intención el edificio del Banco de Londres que el Arquitecto Clorindo Testa construye hacia 1960 y sin romper aquellas tradiciones del barrio levanta un excelente edificio Neobrutalista.
Hoy en la city podemos ver que esas tradiciones están siendo olvidadas. Y el principal abanderado de ello es el Arq. Mario Roberto Alvarez. Con un edificio en plena construcción, que esta dentro de "la city" y alcanza un altura de varias decenas de pisos y en la calle se abre desarmando esas veredas angostas. Ademas de otro, que da a la Plaza de Mayo, por detras de la catedral, pero que, se levanta sin una sola ventana hacia la plaza de mayo.
Si uno se detiene a contemplar las visuales desde el centro de la plaza, va a ver esa escala propia del microcentro y que entre las azoteas todas parejas y alguna cupulas surge una bestia en altura, el nuevo edificio de Alvarez, una tragedia para la arquitectura tradicional del microcentro, rompiendo el perfil de esa zona porteña. También va a ver un lado opaco, cerrado, ignorando la plaza central de la ciudad: otro edificio del mismo autor. Una tercer tragedia, pero de otro arquitecto, es el edificio que corona la avenida de mayo, con una altura exagerada para la zona y un cartel que dice "HSBC" como recordandole al presidente que a parte de preocuparse desde su balcón, por la economía argentina viendo el Banco Nación, no se olvide tampoco de los intereses economicos extranjeros.

Será que los argentinos no sabemos respetar nuestras tradiciones y los convenios de arquitectura?
O que las "viejas escuelas" no aceptan a los que reflejan una nueva realidad?

TALLER 125

  Enlaces
       
Inicio     Arch2
       
Foros     Arquitectuba
       
Agenda     BuscaArq
       
Sala de Chat     Construaprende
       
Webcams     LinksArquitectura
       
Imágenes     SoloArquitectura
       
Firmas     TodoArquitectura
       
Créditos     WapArquitectura
       
Correo- Registrate!      
     
Usuario    
   
     
Password    
   
     
   
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
---------------webmaster@taller125.zzn.com