Make your own free website on Tripod.com
                     
.PAOLA KRUM
                     
                     
Bienvenido!

Este es la primera página web dedicada a esta destacada artista argentina...

Aquí podrás encontrar sus mejores fotos publicadas en la red, los enlaces a todas sus notas en diarios y revistas y un compilado de sus entrevistas, entre otras cosas.

- Galería de Fotos

- Entrevista (compilado)

- Enlaces a Publicaciones

- Foro (Creado por Lucía)

Si deseas hacer sugerencias o comentarios sobre esta página hace click aquí!

Página actualizada...
26 de Diciembre del 2002

...
...
Galería de Fotos
Un momento, mientras abre las fotos...
                     
"El Segundo Arcángel" - Pablo Echarri y Paola Krum.   "La Cautiva".   Revista.   "La Cautiva".
             
En una locación.   Revista.   Revista.
         
"Mi Bella Dama" - Paola Krum y Victor Lapace.   "Mi Bella Dama".   Revista.
         
"099 Central" - Nancy Duplaa, Paola Krum y Facundo Arana.   Wallpaper del foro.   Sesión de fotos.
             
             
Entrevista
             
Revista XXIII.Parece naturalmente tímida, tiene la sonrisa dulce, fácil y, si se relaja, estalla con risotadas cómplices. Le gustan la poesía y las obras de Sartre y Tolstoi. Prefiere la música de Joao Gilberto y Steve Wonder. Y su pelicula favorita es Bolivia.

De chiquita quería ser bailarina y, por una lesión en una pierna, empezó a estudiar teatro, llego al casting de Drácula como parte de una broma y en escena descubrió su segunda vocación...


"Yo trabajé desde los 14 años en supermercados, como moza, o en boutiques. No por necesidad económica, pero sí de independencia, por tener un padre bastante absorbente (se ríe); tener mi dinero era una forma de oponerme".

¿Es cierto que no tenías en mente ser actriz y terminaste protagonista de Drácula casi sin querer?

Sí, fui al casting para acompañar a un amigo. Y él pidió que me tomaran una prueba porque había estado enferma cuando, supuestamente, había sido mi cita. Me reí ante su ocurrencia y le seguí el juego porque me divertía. Lo tomé como una broma. Yo ni siquiera sabía cantar y estaba rodeada de cantantes líricos que vocalizaban todo el tiempo. En realidad, no era muy consciente de lo que estaba haciendo. Nunca imaginé que me iban a elegir para el protagónico y que me convertiría en actriz. Yo quería ser bailarina.

¿Es tu vocación frustrada?

Sin duda, desde chiquita siento una pasión muy fuerte por la danza. Pero a los 15 años tuve una lesión en una pierna y mis sueños de ballet se esfumaron.

¿Lo vivís como un fracaso?

Sí, cuando voy a ver ballet no puedo relajarme totalmente y difrutar del rol de espectadora, siempre me da un poquito de tristeza. Aunque la vida fue sabia conmigo y me puso en un camino que
 definitivamente es el mío. Por eso no puedo quejarme.

¿Qué buscabas cuando empezaste tu carrera?

Al principio, nada en particular (risas). De hecho era bailarina y después empecé a estudiar teatro y de repente caí en un casting, hice obras independiente y lo primero importante fue "Drácula". A partir de ahí, me empezaban a llamar para trabajar y veía qué me proponían. Ahora, por suerte, tengo la posiblidad de elección, no voy haciendo lo que me cae sino lo que quiero de acuerdo cada momento particular. Hay veces que siento que me tengo que poner a trabajar duro, me tiro por cosas que me parecen desafiantes y me dan mucho miedo, proyectos a los que quiero decir que no, pero a la vez, no puedo (porque hay muchos otros que son más faciles).

¿Qué es actuar?

Un deseo que tengo no sé por qué. Desde chiquita que quiero estar arriba del escenario en una expresión artística. Creo que es una posibilidad de ensayar la vida, de aprendizaje y corrección. La vida en la práctica no te da esas alternativas, es pura acción y le das para adelante como puedas, con lo que sabés y no.

¿Cuánto cambiaste desde tus comienzos en Drácula?

Creo que lo más importante es haberme dado cuenta de que no soy actriz todo el tiempo. Soy una persona que trabaja de actriz durante una cierta cantidad de horas por día. Y siempre tengo que tenerlo muy en claro.

En un momento de tu vida esos roles se mezclaron, ¿no?

Sí. Y me asusté mucho, no lo supe manejar. Ahora me río pero la pasé muy feo, me sentía mal por verme involucrada en escándalos sentimentales inventados. Hoy no le daría mayor importancia porque aprendí que estas son las reglas del juego.

En aquel momento te enojaste y cortaste relación con la prensa.

Es que estuve demasiado expuesta. Pasé de hacer fotos en traje de baño al lado de una pileta a no querer ver un fotógrafo ni a 100 metros de distancia. Era inexperta y me lastimaron. Sentí que me traicionaron. Me hago cargo de mis equivocaciones y no quiero que vuelva a pasarme lo mismo. No quiero verme en lugares que no me gustan. Estoy tratando de ser muy respetuosa y consecuente conmigo.

Pero sos actriz y promocionar tus trabajos es parte de tu profesión...

Pero también cambié mi postura con respecto a eso. Antes me lo tomaba como algo terrible y sentía que me desbordaba. Ahora es parte de mi trabajo y punto. Y bueno..., seguramente no seré la chica de moda que está en todos lados, pero es algo que elijo. Ahora siento que nada ni nadie me obliga a nada y eso me hace bien.

Hay un momento en tu carrera en que pareciera haber un corte. Dejás de estar tanto en televisión, participás en propuestas alternativas y vas buscando un perfil más personal, vas de lo experimental al musical, el cine no masivo, o el teatro de texto.

Creo que hay como algo inclasificable, y a veces me planteo si no debería hacer una elección en un camino derechito hasta que llego al final (hace gestos de maestra con puntero). Pero no puedo, porque mi deseo va modificándose todo el tiempo. Lo que sí querría es tener un contacto permanente con el teatro, porque es donde más plena me siento, y a su vez donde veo que es todo más propio: si hay un error es mío, no de la cámara ni de la elección del director. Hay menos mediatizaciones, es más genuino, y confío más en eso.

¿Sentís que estás en el lugar que te merecés?

Sí, porque haber hecho algunos protagónicos no tiene por qué ser sinónimo de lugar de privilegio. No quiero ser "una estreya". Soy actriz y hago roles y vivo de esto. Nada más.

Pero figuráste en la parte superior de carteles gigantes en las fachadas de teatros importantes...

Sí, pero también disfruto actuando en el teatrito de acá a la vuelta, con el público bien cerca. Pero sé que es necesario llenar una sala grande para poder vivir, y recién entonces estar cómoda en una más pequeña.

¿El tema de la belleza como la transitás?

En realidad, no lo sé. No es fácil explicar lo que me pasa con este tema. No siento que tenga rasgos lindos, pero sé que tengo algo que para unos es sensualidad y para otros, luminosidad. Aunque nunca confié en mi belleza exterior para llevar adelante mi carrera. No me veo bella. Aprendí en que hay momentos en que hay que estar arreglada pero no soy de las que tienen especial cuidado. Me siento más linda cuando estoy relajada y menos ocupada en estarlo.

Es decir, un domingo a la tarde en chancletas...

Claro, me siento divina y estoy horrenda. Con este trabajo una aprende a embellecerse y todo eso.

Te gustaría hacer revista?

Me encantaría, pero no creo que lo haga por el prejuicio -no el mío, porque estoy abierta y aparte me encanta bailar- de los otros... Me parece que nunca más me llamarían para actuar, más que con Francella. Además me tendría que operar toda y no tengo ganas. Pero en sí, el género de la revista bien hecho está bueno.

¿Y un disco?

Tampoco, a menos que sea en un contexto de teatro como ya lo hice. Tengo mucho respeto por la música y me parece que la tienen que hacer los que saben. No puedo ir en contra de lo que me pasa, me sentiría corrupta haciendo algo de lo que no me sienta dueña. Por ahí me meto en un momento de lleno y lo hago, no estoy negada a eso, pero por ahora no.

¿Qué significa ser famoso?

Que te reconozcan por la calle... Y eso es algo que también requiere de un aprendizaje. No es sano estar todo el tiempo pendiente de las miradas ajenas.

Aprendiste de tu experiencia...

Estoy contenta de cómo me fui armando. Creo que el desborde que me causó la gran exposición y sobre todo el sufrimiento de mi familia al escuchar ciertos chimentos me sirvió para reorganizarme interiormente, para hacerme más fuerte.

¿Sos muy exigente con vos misma?

¡Muyyy! Siempre quiero estar bien y trabajo mucho para lograrlo. Odio sentir que me quedo a mitad de camino, la paso mal cuando sé que no estoy entregando todo de mí.

Y como persona, ¿estás más asentada?

No sé si asentada, pero sí con más experiencia. Es que de los 20 a los 30, la vida te pasa por arriba. Estás ávido de todo y eso hace que te lleves muchas cosas por delante. Es como una ola que te revuelca y de vez en cuando te deja sacar la cabeza para respirar. Y te golpeás la cabeza contra la pared, aunque sabés que te va a doler. Ahora quiero evitar los chichones. Creo que muchas veces no supe bien dónde estaba, pero estuve ahí. Y aprendí. Ahora, a punto de cumplir los 30, estoy empezando a ver con más claridad.

¿Y en el amor?

Tampoco quiero más golpes contra la pared. Me gusta vivir el amor en armonía y con respeto, con tranquilidad. Disfrutando de cada momento con un hombre sano, que sepa quién es, que se reconozca en su mundo y que pueda darme el lugar de mujer. No quiero nunca más tener que pelear mi lugar al lado de un hombre.

¿Qué lugar ocupa la amistad en tu vida?

Muy importante, no podría vivir sin mis amigas, sobre todo las charlas de mujeres: están llenas de sutilezas extrañas, de cosas contadas de mil formas diferentes, de los detalles más ínfimos. El encuentro entre mujeres me parece alucinante, un espacio sagrado, de descuibrimiento, intercambio e identificación.

Y ahora ¿qué desafío tenés?

Me gustaría que no todo fuera desafío, sino tener un espacio de remanso, investigar sin la presión externa. Ojalá pudiera tener más lugares de placer, descanso o hacer un proyecto más chiquito, pero mío. No tener que responder tanto a las expectativas de los demás sino a las propias.

En los ultimos tiempos ¿hiciste algún balance, tuviste una cambio de perspectiva?

Me parece que hay menos avidez y una mirada más tranquila de las cosas. Mi búsqueda siempre es el remanso por más que después me trepe a las paredes. Me gustaría no planear tanto y estar abierta a lo que suceda. Estar relajada me parece difícil, pero creo que las mejores cosas pasan cuando no se proyectan.
 
         
                     
                     
Enlaces
             
Diario Página 12 - Revista Para Ti - Diario Clarín - Revista XXIII - Sitio Ciudad Internet
             
             
-------------------------webmaster@taller125.zzn.com  
...
Página web integrante de la Comunidad Paólica.